Alcanza Madura reune

Empoderados por DIOS para alcanzar a otros para CRISTO

NUESTRAS CREENCIAS

Creemos que Jesús es la Esperanza del mundo. Somos una iglesia próspera, llena del Espíritu, con enfoque en misiones (Mateo 28: 19-20). Nuestra misión es ver el Reino de Dios expandido a través del mundo.

Visión & Misión

Nuestra Visión

Reparando Corazones, Restaurando Familias

Nuestra Misión

Alcanzar y abrazar al que no es salvo. Madurar al creyente. 

Activar los dones del Espíritu. Reunir y enviar la cosecha.

Nuestro Credo

Dios

Dios es el Creador y Soberano del Universo; El ha existido eternamente en tres personas: El Padre, El Hijo, y El Espíritu Santo. Estos tres son co-iguales y son un solo Dios.

Jesucristo

Jesucristo es el Hijo de Dios; El es co-igual con el Padre. Jesús vivió una vida humana sin pecado y se ofreció así mismo como perfecto sacrificio por el pecado de la humanidad muriendo en una cruz. El resucitó de la muerte después de tres días para demonstrar su poder sobre el pecado y la muerte. El ascendió al cielo y regresará algún día a la tierra para reinar como el Rey de reyes y Señor de señores.

El Espíritu Santo

El Espíritu Santo es co-igual con el Padre y el Hijo de Dios. El está presente en el mundo para hacer a los hombres conscientes de su necesidad por Jesucristo. El también vive en cada cristiano desde el momento de la salvación. El provee al cristiano con poder para vivir, entender la verdad espiritual, y guianza en hacer lo que es lo correcto. El da a cada creyente un regalo espiritual cuando son salvos. Como cristianos, buscamos vivir bajo su control (dependencia) diariamente.  

Hombre

Las personas son hechas a la imagen espiritual de Dios, asemejar su carácter. Las personas son el objeto supremo de la creación de Dios. Aunque cada persona posee un tremendo potencial para el bien, todos nosotros somos deteriorados por una actitud de desobediencia hacia Dios llamada “pecado”.  Esta actitud separa a las personas de Dios y causa muchos problemas en la vida.

Salvación

Salvación es el regalo gratuito de Dios para nosotros, pero nosotros debemos aceptarlo. Nosotros nunca podríamos reponer nuestros pecados por mejoramiento personal o por buenas obras. Sólo creyendo en Jesucristo como la ofrenda de perdón de Dios puede alguien ser salvo de la penalidad del pecado. Cuando nos tornamos de nuestra propia auto-regulada forma de vivir y nos tornamos a Jesús en fe somos salvos. La vida eterna comienza en el momento que recibimos a Jesucristo como Salvador y Señor sobre nuestras vida.

Eternidad

Las personas fueron creadas para existir por la eternidad.  Existiremos eternamente ya sea separados de Dios por el pecado, o eternamente con Dios a través de su perdón y salvación. Estar eternamente separados de Dios es el infierno. Estar eternamente Unidos con Dios es vida eterna. El cielo y el infierno son lugares reales de existencia eterna.